Deuda externa de los paises en desarrollo I.

octubre 20, 2007

deuda.gif  

A menudo  sufrimos los efectos de la globalización, traducidos, en parte, en muchos de los problemas que causa la inmigración en los paises receptores. Pérdida de identidad o de seguridad ciudadana son sólo la punta del iceberg de un problema del que inmigrantes no son causa directa, sino más bien unos afectados más. Desplazar el único peso de la responsabilidad de todo esto en los propios inmigrantes seria un planteamiento corto de miras e inútil en el resultado, pues es necesario apuntar al verdadero foco del problema, a las causas de toda esta corriente migratoria que tantos perjuicios acarrea para todos (los unos y los otros). Entre las causas de este fenómeno, sin lugar a dudas, se encuentra la deuda externa de los paises en desarrollo. En una serie de artículos que iremos publicando cada cierto tiempo, analizaremos someramente la problemática de la deuda externa.

 

1. INTRODUCCIÓN

La deuda externa supone uno de los problemas más acuciantes producidos por la financiación de los países en desarrollo.

La banca comercial privada y los estados, han venido ofreciendo a los países en desarrollo créditos de bajo interés para rentabilizar fácilmente el capital ya que un estado no puede quedar insolvente.

A partir de los años 80, y acompañando a la crisis económica de los Estados Unidos, los tipos de interés subieron produciendo un endeudamiento progresivo, enmarcado en un círculo vicioso, ya que seguían pidiendo préstamos, para hacer frente a los anteriores intereses. De esta manera, la banca comercial ganaba tiempo mientras se encargaba del problema el Fondo Monetario Internacional y otros organismos.

Así el problema de la deuda externa es uno de los problemas que de manera más importante repercute negativamente  e el desarrollo económico, social, científico y técnico de muchos países en desarrollo.

Casi el 50% de los pagos anuales de estos países, son exclusivamente de deuda externa, y el montante de la deuda es hoy, cuatro veces superior que al principio de la década de los 80.

Con todo esto la deuda se ha convertido en un método de sustracción de la riqueza de los países en desarrollo. 

2. LO QUE ENTENDEMOS POR DEUDA.

 Los países, al igual que los particulares, adquieren préstamos, bien a través de fuentes de financiación privada en los mercados de capitales o bien a través de financiación públicas, de instituciones financieras internacionales o de terceros países.

Los países en desarrollo suelen utilizar estos préstamos para financiar servicios públicos o infraestructuras que ayudan a su crecimiento y desarrollo, no obstante, en demasiadas ocasiones los fondos son utilizados para actividades que en nada beneficia al desarrollo como la compra de armamento o la financiación de proyectos privados que enriquecen a una minoría privilegiada.

Decíamos que los países adquieren préstamos de igual manera que los particulares, pero esto no es del todo correcto. Si un particular no paga, se le puede declarar en quiebra reconociendo la incapacidad de hacer frente a esa deuda. En el ámbito internacional no existe este procedimiento para los países en desarrollo por lo que los acreedores podrán exigir el pago de la deuda siempre que quieran. 

3. EL ORIGEN DE LA CRISIS DE LA DEUDA EXTERNA.

 El origen más directo de la crisis de la deuda externa data de 1973, en la crisis del petróleo. La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) cuadruplicó el precio del barril. Los miembros de esta organización decidieron invertir el excedente en bancos comerciales. Estos bancos buscaron sus inversiones en los préstamos a países en desarrollo, especialmente en países del Sur ya que los necesitaban para hacer frente al desarrollo y al aumento del precio del petróleo. A menudo sufrían cruentas guerras civiles o eran víctimas de la gestión corrupta de sus gobernantes.

Mediante una politica irresponsable los bancos y organizaciones internacionales concedieron créditos a bajo interés, que serían destinados a programas armamentísticos o a corrupciones varias, en definitiva, destinados a fines improductivos.

Debido a la escasa e improductiva inversión en industria rentable que hicieron los países en desarrollo, en la década de los 80, con la subida de los tipos de interés unido a la bajada de los precios agrícolas que eran las principales exportaciones de los países en desarrollo, todo ello propiciado por la crisis económica de los Estados Unidos y al aumento del precio del petróleo, se vieron incapaces de hacer frente a los pagos.

El resultado fue que en 1982 México anunció que no pagaría su deuda externa por no poder hacer frente a ella. Ante el temor de la comunidad financiera internacional, la baca comercial y el Fondo Monetario Internacional (FMI) concedieron más préstamos para que los países en desarrollo pudieran hacer frente a los intereses generándose así un círculo vicioso.

A partir de entonces se establecieron condiciones para que los estados fueran capaces de devolver la deuda. Así, los países en desarrollo sufrirían estrictos programas para rentabilizar el préstamo, lo que ha supuesto costes en el equilibrio social, en la igualdad y en el desarrollo.

4. FACTORES QUE CONDUCEN A LA DEUDA.

 Varios son los factores que pueden conducir a un país al sobreendeudamiento externo, entre los más importantes destacan: falta de ahorro interno, deuda pública y presión fiscal. 

4.1. Falta de ahorro interno.

 La inversión y la acumulación de capital se ven reducidos por la falta y escasez de ahorro interno, de ahí el recurso a la financiación externa, para mantener el funcionamiento del país.

Al tratarse de países en desarrollo, más pobres, la elección entre ahorro frente a consumo se decanta toda hacia éste último ya que se dedicarán todos los recursos a consumir por necesidad, a lo que no ayuda la inestabilidad económica o el limitado mercado interno. 

4.2. Deuda Pública.

 La emisión de deuda pública por estados poco solventes y con dificultades financieras, parece poco recomendable ya que comporta un elevado riesgo para los escasos prestamistas. 

4.3. Presión Fiscal.

 Un país con escasa presión fiscal y capacidad recaudadora y un gobierno sin legitimidad y con la sombra de fraude tras de si no tiene asegurado un ingreso fiscal suficiente.

Además suelen ser sistemas de escasa progresividad y de imposición indirecta sobre el consumo, donde el peso fiscal recae sobre todo en los sectores más pobres.

Con todo esto, debido a la escasa financiación interna, los países en desarrollo tienen la necesidad de financiación internacional.

José Antonio.

Asociación Cultural Carpetana.

About these ads

3 comentarios to “Deuda externa de los paises en desarrollo I.”

  1. [...] Deuda externa en los Paises en Desarrollo I. Publicado por carpetana Archivado en Activismo., Formación. [...]

  2. [...] Como entender la Deuda externa a los paises ricos y no mandarles a la mierdacarpetana.wordpress.com/2007/10/20/deuda-externa-de-los-pais… por FOLKI hace pocos segundos [...]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: